Padecimientos

Padecimientos

Pérdida de Memoria

La pérdida de la memoria puede surgir en las personas mayores, por diversas razones, tales como el estrés u otras condiciones médicas más serias. Lidiar con la pérdida de la memoria de tus seres queridos puede ser difícil, pero es mucho más fácil de manejar una vez que la causa de la pérdida de la memoria es señalada.

Es cierto que el número de enfermedades que hacen perder memoria (enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Alzheimer, o vasculares) aumenta con la edad, hasta afectar a un 30% de las personas mayores. Si no se permite a estas personas acudir al médico se les estará privando de la posibilidad de recibir un diagnóstico correcto y un tratamiento eficaz.

Dificultades físicas

La geriatría observa la movilidad como un marcador de diagnóstico que debe tenerse en cuenta. El deterioro en la velocidad para caminar y reaccionar del paciente es una señal de alarma de que algún proceso patológico esta produciendo un declive general del estado de salud. Por otro lado, si se logra mantener más tiempo la capacidad y velocidad de caminar habitualmente, se experimenta una mejora considerable en otras funciones.

Coexistencia de muchas enfermedades crónicas

La multimorbilidad se presenta cuando el paciente padece de dos o más enfermedades crónicas, donde ninguna de ellas tiene un papel más central que la otra. Por lo que el geriatra se encarga de aliviar o controlar las diferentes enfermedades al mismo tiempo, sin tener que ver a un especialista de cada enfermedad.

Depresión

El médico geriatra aprende y conoce cómo sobrellevar los sentimientos que afectan a los ancianos: la soledad, el aislamiento y la dependencia son sensaciones típicas de esa etapa de la vida. Es común que al llegar a la vejez, la persona se sienta inútil y poco valorada por sus familiares. Allí radica la importancia de esta especialidad.

Polifarmacia

El síndrome de polifarmacia puede presentarse por duplicidad de medicamentos para una misma enfermedad debido a que en ciertas oportunidades las personas mayores consultan a distintos médicos y no tienen el listado completo de todos las medicinas que ya están utilizando, no recuerdan los nombres o el tipo de fármacos que están recibiendo, entre otras.

Desnutrición

Entre los adultos mayores se producen cambios en los patrones nutricionales que, en algunas ocasiones, producen graves deterioros del estado físico. El descenso en la cantidad de comida ingerida y, sobre todo, la pérdida del hábito de “picar entre horas” generan una merma considerable en la cantidad de nutrientes. Algunas personas mayores terminan experimentando episodios de anorexia.

Problemas de movilidad

Algunos de los principales  problemas de movilidad que sufren los mayores y causan gran impotencia y  frustración son  la dificultad para meterse y salir de la cama y de la bañera o incluso, la dificultad para levantarse y sentarse de una silla/sillón. El hecho de tratarse de tareas tan básicas hace que la frustración e impotencia que sienten los mayores al sufrirlas no sólo les afecte desde un punto de vista físico, sino también anímico.

Incontinencia Urinaria

Existen 3 tipos de incontinencia urinaria y cada uno con lleva a diferentes síntomas que son:

La incontinencia de estrés o esfuerzo: fuga de orina cuando se ríe, tose, estornuda, o hacer algo que “tensione” el vientre. La incontinencia de esfuerzo es más común en las mujeres, especialmente aquellas que han tenido un bebé.

La Incontinencia de Urgencia: sienten una fuerte necesidad de orinar de repente. A menudo, el “impulso” es tan fuerte que no pueden llegar a tiempo al baño.

Las personas con incontinencia mixta: tienen síntomas de incontinencia de estrés y de urgencia.

Capacidad y Competencia Mental

En algunas ocasiones el paciente ya no es capaz de tomar las decisiones, por lo que se da asesoría legal para que este tenga un tutor y así pueda ser representado ante diferentes autoridades e instituciones.

Necesidad de acudir a una Casa de Reposo

La decisión de llevar a una persona de reposo puede ser tomada por diferentes factores como:

  • Este ya no puede estar solo y necesita de una persona que lo acompañe todo el tiempo.
  • La persona sufra de una incapacidad mental (Alzheimer, Demencia Senil, etc.)
  • La persona sufre de alguna discapacidad y necesita de una persona que esta el pendiente de sus necesidades.

Cuidados Intrahospitalarios

Trastornos del Sueño

Los problemas del sueño son frecuentes en las personas mayores. En general, la cantidad necesaria de sueño permanece constante a lo largo de la vida adulta. Los médicos recomiendan que los adultos duerman de 7 a 8 horas todas las noches. En el caso de los adultos mayores el sueño es menos profundo y más entrecortado que el sueño en las personas más jóvenes.

Úlceras por Presión y Heridas (Llagas)

Las úlceras por presión son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas. El riesgo es mayor si está recluido en una cama, utiliza una silla de ruedas o no puede cambiar de posición. Las úlceras por presión pueden causar infecciones graves, algunas de las cuales pueden poner la vida en peligro. Pueden constituir un problema para las personas en los centros de cuidados especializados.